Kiss Expo; Madrid – Sala Ramdall, 25 Nov. 2011. Review por Metalzone.biz

Publicado el: 06/12/2011

KISS EXPO: MADRID – SALA RAMDALL (25/11/2011)

Fantástica noche rockera la que pudimos disfrutar el pasado Viernes 24 en la sala Ramdall madrileña…noche que tenía en sí dos fines, o si me permitís, podría decir que tres. Primero y el más importante de todos, se celebraba la tercera fiesta aniversario de Kiss Army Spain, club que lleva trabajando por los fans de los de enmascarados de oro un cuarto de docena de años, y que parece ser, seguirán contra viento y marea. La segunda, rendir homenaje por los 20 años desde la muerte del enorme batería Eric Carr, personaje totalmente amado dentro del mundo Kiss. Y la tercera, la venida de Bruce Kulick y John Corabi a nuestro país, a realizar un set acústico especial, que no se puede ver todos los días. ¿Qué más se puede pedir amigos?. Poco, muy poco, o realmente, nada, porque lo que está claro es que Javier Rueda y Fernando Martínez realizaron un trabajo para nada lucrativo y totalmente profesional, aunque ciertas “puñetas” ensombrecieran su labor de cara a algunos, que todavía no saben lo mucho que cuesta llevar sobre ti la responsabilidad de dirigir un evento de esta magnitud…desde Metalzone les damos la más sincera enhorabuena por el trabajo, pues todos sabemos que disfrutamos lo que disfrutamos gracias a ellos.

Nada más comenzar la tarde, entramos a la sala y nos encontramos a Bruce y Corabi realizando las firmas y fotos acordadas fuera del horario establecido…¿como era posible?. El señor Kulick y su manager, parece ser que pusieron trabas a la hora de realizar tal acto…acto, que aún cuesta creer que les cueste llevar a cabo, sin tener en cuenta que quien le pide el “garabato”, es quien le da de comer. Una cosa, es realizar un encuentro limitado en tiempo con los fans por tema contractual, y otra, el prácticamente negarse a realizar dicho encuentro como llegó a nuestros oídos nada más entrar a la sala. Menos mal que los que allí se encontraban pudieron recoger su firma y hacerse una fotografía junto a sus ídolos. Un simpático Corabi y un rancio Bruce…pero señor, si escucháis a Javier decir “dos artículos por persona!”, ¿a quien se le ocurre volver a la fila tras obtener tu foto y firmas?. Hay que ser un poco parroquiano, y dejar que los demás hermanos reciban lo mismo que tu ya has recibido…pero parece que el egoísmo todavía vuela sobre las cabezas de algunos. Gracias a los organizadores, todos los que pasaron por el sofá donde estaban los dos artistas, se llevaron su ítem firmado, y una foto profesional realizada por un miembro del staff Kiss Army, ¿quien hace eso?. Otro punto a su favor, y ya van por lo menos tres en lo que va de tarde.

Desaparecen las “rock-stars” y se deja una tregua en la que podemos disfrutar de los items en venta que había en los puestos de merchandising. Todos sabemos lo devotos que son los fans de Kiss con estas cosas, pero viendo los tenderetes, no nos extraña en absoluto. De todo podíamos encontrar…desde camisetas vintage, hasta vino, muñecos, puzzles, dvd de todas y cada una de sus épocas…un elenco de artículos que todo coleccionista querría tener, y que hoy podíamos adquirir en la fiesta.

Tras realizar las compras (una preciosa figura de Paul Stanley, basada en los comics que Kiss lanzaron en la época Psycho Circus…pues uno, es de esos fans devotos…), nos acercamos todos al escenario, porque los creadores de Union estaban al caer. Quizá se echaba de menos una mayor afluencia de público, ya que la sala contendría 300 personas más o menos, y me parecen pocas tratándose del evento que hoy cubríamos. Pero…así es Madrid, imprevisible e injusto en muchas ocasiones. A lo que vamos…ahí estaban, sentados en su banqueta, los invitados de la tarde (pues las estrellas no fueron ellos, sino los fans). Corabi sonriente, y Kulick…Kulick, Kulick…¿acaso cuesta sonreir un poco más a tus admiradores?. Aún así, nos centraríamos en disfrutar de un set acústico de lujo, de esos que no se ven todos los días, con un sonido magistral, y un Corabi sublime a la voz (don del que Kulick no puede presumir en absoluto), algo que ya sabíamos aquellos que ya habíamos escuchado su voz anteriormente en Mötley Crüe, The Scream o Union. Comenzaron con un soberbio Hard Luck Woman de los enmascarados, en los que ya se nos comenzó a erizar el vello de los brazos, y la sensación ya no nos dejó hasta el final del show. Impresionante sonido que perduró en temas como Love de Union, pero fué en Strutter cuando más se veían caras de satisfacción entre los asistentes…cañonazo que sonó de lujo y que nos hizo recordar el por que aquel Unplugged de Kiss, sigue siendo uno de los mejores discos “no eléctricos” de la historia. October Morning Wind de Union no fué tan coreada por la audiencia, pero si que dejó un gran tema sobre las tablas, mientras que el dueto no dejaba de sorprendernos por su buen sonido y su enorme profesionalidad.

 

Hooligan’s Holiday fué la siguiente en sonar…single de aquel olvidado (por algunos, porque el trabajo es digno de mención) album homónimo de Mötley que tomó un aire mucho más cálido en formato acústico, mientras que los asistentes, esperaban más Kiss. Pero aún quedaba un rato para ello…pues nos deleitaron con dos temas de Union como Hypnotized y Dear Friend (la cual dedicaron amablemente a Eric Carr), así como No Friend Of Mine del último album de Bruce en solitario. Por fin, la sombra Kiss tomo puesto presencial en el show con I Walk Alone, mientras que la preciosa Love Shine de Mötley Crüe nos devolvía a un Corabi que cantó el tema igual o mejor que en el 94. Sublime, sin más.

Para terminar el espectáctulo, John nos sorprendió con una gigante Man In The Moon, tema de aquel lejano Let It Scream de su ex-banda The Scream y como colofón final, pudimos escuchar una preciosa Beth (como nos hubiese gustado escuchar la versión cantada por Eric en Smashes, Thrashes & Hits), y la archiconocida Forever, coreada por todas las gargantas de la sala y poniendo punto y final a una actuación que suplió las carencias de Bruce de cara a los fans. Un show que se ve una o dos veces en la vida, y que seguro, no se olvidará a todos aquellos que pagaron una entrada para intentar vivir un momento mágico.

 Para poner el broche de oro a una noche llena de maquillaje, demonios, gatos, chicos espaciales y rock stars, despidieron la velada Kiss Fever Band, un tributo a los de Simmons apabullante, arrollador, y por lo que pude ver esta noche, profesional como la que mas…si cerrabas los ojos, podías imaginarte a Kiss sobre las tablas. Una voz de Stanley ultra-conseguida, y la sorpresa…un gato fémino a las baquetas, que cumplió con sobresaliente. El sonido les acompañó en todo momento, y desgranaron, como no, algunos de los cientos de clásicos de nuestra banda favorita. Cayeron clásicos como Love Gun, la siempre presente Deuce que sonó clavada a la original, llamamos al “doctor amor” durante unos instantes, y siguieron cayendo temas memorables de la banda como Strutter, Cold Gin o Lick It Up, dejando una sorpresa que servidor para nada se esperaba. Naked City, una de las “olvidadas” sonó de lujo…y es que Unmasked me sigue pareciendo una de las grandes joyas del “beso”.

Detroit Rock City, Shout It Out Loud…todas sonaron de lujo, para una banda, que si te gustan Kiss y ver un buen espectáculo de covers, resulta totalmente imprescindible y única. Una pasada visual y sonora.

Felicidades Kiss Army por estos tres años al frente del club de fans, y felicidades Javier y Fernando por dar la oportunidad de disfrutar de una velada, que, de no haber sido por vuestro esfuerzo, no hubiese sido posible disfrutar en nuestro país.

Texto y fotografía por José Rojo

www.metalzone.biz

Comments are closed.